web analytics

Arzobispo expone sus fotografías sobre el estallido social de 2019 en Chile

, 11 Ago. 23 (ACI Prensa).-
En la tarde del miércoles 9 de agosto se llevó a cabo el acto inaugural de la muestra fotográfica “Octubre 2019: ¿Qué pasó, qué pasa y qué pasará?”, cuyo autor es el Arzobispo de Concepción (Chile), Mons. Fernando Chomali.

En Chile, el mes de octubre de 2019 estuvo marcado por las protestas sociales que tuvieron su origen en el anuncio, por parte del gobierno de Sebastián Piñera, del alza de la tarifa del metro.

La situación, que comenzó con algunas protestas, se fue agravando en las calles de Santiago e incluyó enfrentamientos con carabineros, la quema de estaciones de metro y buses, saqueo de supermercados y ataques a edificios públicos y privados.

Entre los destrozos se registraron incendios en la iglesia de la Veracruz, en Santiago; y la de San Francisco, en Valdivia, ambos monumentos nacionales.

Esto suscitó el despliegue militar y la declaración del toque de queda. Durante las protestas murieron al menos 34 personas, hubo más de 3.400 hospitalizados y más de 8.800 detenidos.

El estallido social en Chile dio origen a la consulta ciudadana que conformó la Convención Constitucional, entidad encargada de redactar una nueva Constitución Política de la República.

En 2020, a un año de la ola de protestas, se realizaron nuevas manifestaciones en las que fueron incendiadas otras dos iglesias en el centro de Santiago.

La exposición de Mons. Chomali pretende ser un llamado a la reflexión sobre aquellos sucesos, y su posterior impacto en la sociedad.

En el acto de presentación participaron la doctora en Ciencia Política Lesley Briceño, y el doctor en Historia Rubén Elgueta.

Los especialistas expusieron sobre el contexto político y social desencadenado tras aquellas manifestaciones.

Las fotografías, que integran la muestra, capturan momentos de dolor y rabia, reflejados en los manifestantes en distintos puntos de la ciudad.

“Me detuve a observar lo que pasó en 2019. No me bastó con observar y comencé a sacar fotos con el celular. Esas fotos las miraba y eran un motivo de oración y de preguntarme qué pasa, qué está pasando”, relató Mons. Chomali en la presentación de la exposición.

Pese a que “se pueden hacer muchas lecturas” de lo sucedido, ninguna de ellas “va a comprender la profundidad de este fenómeno social”.

“Es bueno que vivamos con esa incertidumbre para estar atentos”, opinó.

Para el Arzobispo de Concepción, las imágenes son “la expresión de un malestar muy profundo respecto de los poderosos”, debido a que, en su mayoría, hacen referencia a Carabineros de Chile, las AFP, las farmacias, los bancos y la Iglesia.

Los escritos en las calles fueron una “crítica feroz” a un sistema que abandona, por una sociedad que no es capaz de generar una verdadera comunidad, que no acoge y que separa, consideró el Prelado. “Eso se refleja en soledad, impotencia y agobio”, observó.

“Lo acontecido en octubre (del 2019) sigue latente en muchas personas, no ven horizonte en su vida y hay agobio”, sostuvo.

“Fue un estallido social, pero más que eso fue una rebelión muy profunda de los que luchan a diario por pagar las cuentas, las deudas, que luchan por un cupo en el hospital, y una matrícula para su hijo con TEA (trastorno del espectro autista). Esos días hubo una catarsis colectiva”, expresó.

Si bien se mostró “absolutamente contrario” a la violencia bajo todas sus formas, y consideró que “el daño hecho a personas, su integridad física, a la propiedad, al erario público, fue enorme”, el Arzobispo afirmó que no es correcto “intentar pasar este capítulo de la historia de Chile como que pasó y rápido”, porque “sería una superficialidad más que sólo incrementa las causas”.

La exposición puede ser visitada hasta el 19 de agosto en el Salón Galería de la Cafetería 440, ubicada en Cochrane 440 de Concepción.

De los testimonios recogidos por el Arzobispado de Concepción, entre los asistentes a la inauguración de la muestra, se destaca el de Francisco Cerda, quien afirmó: “Me alegra que se den estas instancias dentro de la Iglesia Católica”.

La Iglesia, aseguró, “está llamada a ser la voz de la injusticia y a no permanecer pasiva frente a las cosas que están pasando”.

Paula Ramírez, por su parte, opinó: “Las fotografías me parecen impactantes, me parecen dolorosas. Creo que como sociedad y como Iglesia debemos hacer algo más”.

Sobre la presentación, agregó: “Me pareció espectacular, muy buenos expositores que me dejaron unas ideas, que quizás tenía equivocadas, mucho más claras”.

“Las fotografías son precisas, dan una clara visión de lo que vivimos en el estallido social. Es bueno porque en la calle pasábamos tan rápido que no nos deteníamos a leer, pero ahora que lo tenemos de frente recordamos que es importante tener presente todo esto”, consideró Alejandra Molina.

Leave a Comment