web analytics

El Cardenal Parolin promueve paz y esperanza en Sudán del Sur en su viaje africano

Vaticano, 16 Ago. 23 (ACI Prensa).-
El Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, se encuentra en un viaje en África, concentrando sus esfuerzos en Sudán del Sur. Su objetivo es llevar consuelo y esperanza a una región asolada por conflictos y desplazamientos masivos, en busca de promover la paz y la reconciliación.

El Secretario de Estado del Vaticano retomó los esfuerzos pacificadores al visitar Sudán del Sur después de la visita del Papa Francisco hace seis meses. Su objetivo es seguir de cerca el proceso de paz.

En el marco de su segundo día en el país africano, el Cardenal Parolin celebró una misa en la catedral de Malakal en el día de la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María, el 15 de agosto.

Durante la misa, expresó su solidaridad con los sudaneses del sur que han sufrido las consecuencias de la guerra y otros males que han asolado la región.

“María Asunta al cielo es un signo de consuelo y esperanza, y debemos mirarla mientras somos peregrinos en la tierra, mientras experimentamos la acción del mal, como la guerra actual en Ucrania, en Sudán y en tantas otras partes de África, así como el mal de la guerra civil que sufre Sudán del Sur, un país que aún lucha por curarse de sus heridas”, expresó el Cardenal Parolin.

Asimismo, el Secretario de Estado del Vaticano mencionó los conflictos actuales en Ucrania y Sudán, así como la guerra civil en Sudán del Sur, un país que aún se encuentra en proceso de recuperación.

El Cardenal Parolin subrayó la necesidad de mantener la esperanza en tiempos difíciles y recordó que el mal no tiene la última palabra, instando a la población a enfrentar la adversidad con valentía y a trabajar por un futuro mejor.

Los millones de desplazados por la violencia 

El Purpurado también dirigió su atención a la crisis de los desplazados en Sudán del Sur, una de las mayores en África. Según la Agencia de la ONU para los Refugiados dentro de Sudán del Sur, hay casi dos millones de personas desplazadas internas, mientras que ya hay más de dos millones de sudaneses del sur refugiados en países como Etiopía, Sudán y Uganda, lo que convierte a esta población refugiada en la mayor de la región.

El enviado papal reconoció la difícil situación de estas personas y ofreció la cercanía, la oración y la bendición del Papa Francisco como un signo de apoyo.

“Aquí han sufrido y experimentado en primera persona conflictos, tensiones, hambre, inseguridad, inundaciones, luchas étnicas, luchas de poder y juegos políticos. ¿Hasta cuándo, Señor, tendremos que soportar todos estos males? ¿Cuándo volverán la paz y la serenidad a nuestras comunidades? Los gritos de madres, abuelas e inocentes rasgan los cielos. ¿Hasta cuándo, Señor?”, según recoge Vatican News en la homilía del Cardenal.

Además, el Purpurado mencionó el problema de la venganza, que ha perpetuado conflictos y tensiones en la región. Hizo un llamado a detener el ciclo de venganza y buscar la reconciliación como un camino hacia la paz duradera.

Entretanto, recordó el encuentro del Papa Francisco con los desplazados en Juba, donde el Pontífice instó a ser “semillas de esperanza”, trabajando juntos para construir un futuro mejor y superar las divisiones étnicas.

En su viaje, el Cardenal Parolin se reunió con el presidente sudanés del sur, Salva Kiir, para discutir la implementación de la paz y la preparación para las elecciones generales del próximo año. El Secretario de Estado enfatizó la importancia de la paz y la reconciliación para lograr una sociedad armoniosa en el país.

El enviado del Papa Francisco también participó en gestos simbólicos de paz, como plantar árboles en la catedral de Santa Teresa de Juba junto con representantes de diversas confesiones religiosas.

Para que esta tierra no quede reducida a un cementerio

En febrero de 2023, el Papa Francisco realizó una visita a Sudán del Sur, país marcado por una larga guerra civil con un fuerte factor tribal. Durante su visita a la capital, Juba, el Papa instó a los gobernantes a detener la violencia y a considerarse padres en lugar de líderes de su pueblo.

En una reunión privada con el presidente Salva Kiir y el vicepresidente Riek Machar, el Papa pidió que el país dejara de ser un cementerio, ya que la guerra civil ha causado aproximadamente 400 mil muertes.

La misión del Cardenal Parolin resalta la importancia de la diplomacia vaticana en la búsqueda de soluciones pacíficas en una región marcada por el conflicto y la violencia tribal.

El 11 de abril de 2019, el Papa Francisco clausuró un retiro espiritual en el Vaticano con autoridades civiles y eclesiásticas de Sudán del Sur. En esa ocasión, antes de realizar un gesto histórico, pidió a los líderes de Sudán del Sur resolver los conflictos y besó los pies de cuatro de ellos en un gesto de reconciliación.

Leave a Comment