web analytics

La Iglesia coordina ayuda para los afectados por el temporal en Buenos Aires

, 18 Ago. 23 (ACI Prensa).-
Ante las consecuencias del temporal que afectó el miércoles y el jueves el área Metropolitana de Buenos Aires, la Iglesia ha comenzado a organizar la ayuda para socorrer a los damnificados, especialmente a la ciudad de La Plata y sus alrededores.

El temporal de lluvia, viento y granizo ocurrió en la Ciudad de Buenos Aires, el conurbano y amplios sectores de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes y Santa Fe. 

Una de las zonas más afectadas fue La Plata, donde al mediodía del jueves se calculaban 130 milímetros de agua acumulada, lo que provocó graves daños materiales.

“La situación en algunos lugares es dramática, con hasta un metro (de altura) de agua dentro de las viviendas o con barrios en los cuales casi no se podía ingresar sin vehículo adecuado”, precisaron desde Cáritas. 

“Aunque las familias en general prefieren permanecer en sus hogares, muchas tuvieron que buscar refugio y abrigo en los centros de evacuados”, detallaron. Para ello, se habilitaron espacios en escuelas, clubes parroquiales y capillas.

A raíz de lo sucedido, Cáritas Argentina inició la evaluación de los daños para “dar una respuesta organizada y poder asistir las necesidades”.

“Tu colaboración es muy importante para que podamos asistir a los afectados”, recordaron desde la entidad.

Por eso, animaron a ingresar a https://caritas.org.ar/emergencia/, donde cada persona puede elegir si desea donar por única vez o colaborar de forma mensual con los más necesitados.

El temporal en San Isidro

La Diócesis de San Isidro, que se encuentra en el Gran Buenos Aires, también sufrió las inclemencias del tiempo, y varias comunidades parroquiales resultaron damnificadas.

La parroquia Nuestra Señora de la Cava solicita ayuda material: colchones, sábanas, almohadas, ropa y calzado para niños y adultos, leche y agua.

El lugar de recepción de donaciones es la Escuela 25, en Tomkinson y Feliciano Pueyrredón, San Isidro. 

Leave a Comment