web analytics

Obispos piden soluciones ante la constante violencia en la Macrozona Sur de Chile

, 17 Ago. 23 (ACI Prensa).-
Ante los reiterados hechos de violencia en la Macrozona Sur de Chile, los Obispos del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal emitieron un comunicado en el que expresan su “gran tristeza e indignación” y llaman a las autoridades a buscar soluciones.

La Macrozona Sur es el territorio que comprende las regiones de La Araucanía, de Los Ríos y de Los Lagos.

En las últimas semanas, una decena de hechos violentos ha afectado la región de La Araucanía, con un reporte de más de 50 víctimas y numerosos daños materiales.

El martes en la noche, encapuchados quemaron una iglesia, una vivienda y un furgón en la localidad de Ercilla, mientras en Curacautín desconocidos incendiaron una escuela rural y destruyeron una capilla. 

En ambos lugares, luego de los ataques, se encontraron lienzos alusivos a los presos mapuches.

Debido a los hechos de violencia, el Senado de Chile aprobó el 9 de agosto la 29° prórroga del estado de excepción en la región, que fue decretado el 16 de mayo de 2022.

Ante los recientes hechos que “son motivo de gran tristeza e indignación en nuestro país”, los Obispos recordaron que “la violencia nunca es un camino legítimo”.

Los Prelados enumeraron los atentados perpetrados en la madrugada del miércoles en Curacautín, Radal Sur y Ercilla, donde se incendiaron escuelas, capillas y viviendas. 

El hecho más grave se registró en Cañete, con el crimen del agricultor David Alejandro González.

En ese contexto, lamentaron que actos de este tipo se hayan “hecho habituales en la llamada Macrozona Sur”, y alertaron sobre el peligro de acostumbrarse a ellos, “asumiéndolos con una actitud indolente que ya lleva varios años”. 

“Las personas, familias y comunidades de esta zona viven una situación de inseguridad y de amenaza a sus vidas y sus bienes que nadie merece vivir”, señalaron.

Luego de manifestar solidaridad con las víctimas de los ataques, convocaron a las autoridades y a todos los actores implicados a esforzarse por “garantizar la seguridad y la protección de las personas y sus comunidades”.

En ese sentido, exhortaron a tomar las decisiones necesarias para resguardar el Estado de Derecho.

Asimismo, animaron a “seguir buscando solución a los graves problemas de La Araucanía, desde un trato siempre justo y respetuoso con el pueblo mapuche”.

El comunicado concluye con una plegaria al Señor “por la conversión de quienes causan terror y destrucción con sus acciones” y un pedido de paz y fraternidad para Chile.

Leave a Comment