web analytics

Provincial jesuita: “Ni loco” entraba a la Orden si hubiera sabido de los abusos en Bolivia

, 15 Ago. 23 (ACI Prensa).-
Luego del escándalo de abusos que comenzó en abril e involucra a varios miembros de la Compañía de Jesús en Bolivia, el Superior Provincial del país, P. Bernardo Mercado, aseguró que “ni loco” entraba a la Orden de los jesuitas si hubiera conocido la realidad de los miembros acusados de pederastia.

El sacerdote mantuvo una entrevista con la Comisión Especial de Investigación de Delitos de Abuso Sexual, Violación Sexual, Violación Infante, Niña, Niño y Adolescente y otros Delitos relativos a la Violencia Sexual suscitados en entornos eclesiales, recientemente creada por la Cámara de Senadores de Bolivia.

En ese marco, informó el medio ATB Digital, se refirió a los numerosos jesuitas denunciados por abusos, cuyos casos constituyen un escándalo en el país.

Al referirse a ellos, recordó: “Personalmente, para mí han sido grandes misioneros”.

“Es como si yo los contemplara a ustedes [los senadores] y un día quisiera ser como ustedes, por la distancia de edad”, comparó.

“En ningún momento yo los he visto [a los jesuitas involucrados] con estas características que hoy les estamos colocando”, aseguró, al referirse a su carácter de pederastas.

“De haberlo sabido, ni loco me metía de jesuita”, reveló.

El Provincial fue consultado por el presidente de la Comisión, senador Luis Adolfo Flores, acerca de si conocía los antecedentes de abuso cometidos en otros países por los jesuitas Alfonso Pedrajas, Carlos Vilamil Olea, Francesc Peris, Francisco Pifarré, Jorge Vila Despujol, Luis María Roma Padrosa, Antonio “Tuco” Gausset Capdevila y Luis Tó.

“Yo, institucionalmente, no sé si tenían antecedentes”, respondió.

Sin embargo, indicó que sabía de la existencia de “estos señores” y tenía buenos conceptos de ellos, incluido Alfonso Pedrajas, cuyo caso tuvo especial visibilidad a partir de un informe publicado en abril por el diario español El País.

En dicha investigación, se reveló la existencia de un diario en el que el sacerdote dejó constancia de al menos 85 abusos cometidos durante su ministerio en Bolivia. 

A partir de ese caso, comenzaron a surgir más denuncias que involucran a distintos jesuitas por abusos y encubrimiento.

“¡Por Dios!, me cuentan las historias y digo: ¿Qué me están contando?”, exclamó el Provincial respecto a Pedrajas. “Yo lo he conocido como un anciano, enfermo, ya en sus últimos días, bastante bien”.

“Ahora, es evidente que nadie lleva un letrero diciendo ‘yo soy lo que soy’”, aclaró, haciendo referencia a que no era posible imaginar los delitos por el solo hecho de conocer a la persona.

Aunque reconoció que, de haberlo sabido, no hubiera ingresado a la Orden, en este momento el P. Mercado plantea: “Yo puedo hacer algo diferente; por eso hoy en día no estoy en crisis, y estoy seguro de mi vocación, porque sé que estoy en el lugar correcto en donde todo el bien que yo quería hacer lo puedo seguir haciendo”.

Respaldado en una disposición judicial, el Provincial se negó a revelar detalles de la cantidad de juicios y denuncias de víctimas que están siendo investigadas por el Ministerio Público.

El P. Mercado tiene 42 años y lleva 11 meses en el cargo, lo que le resulta llamativo. Afirma que su nombramiento lo tomó por sorpresa, ya que es un escalafón que suelen ocupar religiosos de más edad, debido a la experiencia.

A mediados de mayo, el superior se pronunció sobre los abusos, reconociendo que la Compañía de Jesús había cometido errores en el manejo de los casos perpetrados por miembros de la comunidad en años anteriores. 

Asimismo, animó a sus hermanos religiosos a colaborar con la justicia. 

Convocado por el Ministerio Público, el propio P. Mercado acudió a fines del mismo mes a declarar en calidad de imputado por los casos de pederastia en el Colegio Juan XXIII.

Leave a Comment