web analytics

Transparencia vaticana: APSA publica reporte anual de ganancias durante 2022

Roma, 15 Ago. 23 (ACI Prensa).-
La Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA) publicó su reporte anual la semana pasada. La APSA se encarga de la administración y gestión de los bienes inmuebles y muebles de la Santa Sede. Según L´Osservatore Romano, en el documento destacan los 32.37 millones de euros que aportó el organismo en 2022 al presupuesto operativo total del Vaticano.

En la constitución apostólica Praedicate Evangelium, publicada hace casi un año, el Papa Francisco indica que “a través de procedimientos comprensibles, eficaces y transparentes, APSA está llamada a contribuir a la misión evangelizadora de la Iglesia”.

En este sentido Mons. Nunzio Galantino, presidente de la APSA, manifestó que “todos estamos hoy convencidos de que la reputación de la Iglesia en la gestión de lo que le es confiado por la generosidad de los fieles es un requisito previo para la credibilidad de su anuncio”. He aquí, pues, “una de las razones que justifican la publicación, por tercer año consecutivo, del balance”.

En el reporte, el obispo escribió: “La transparencia de cifras, logros y procedimientos definidos es una de las herramientas de que disponemos para alejar sospechas infundadas sobre el alcance de los bienes de la Iglesia, su administración o el cumplimiento de los deberes de justicia, como el pago de los impuestos debidos y otros tributos”.

Según Mons. Galantino, debido al “incierto panorama económico global, la APSA mantuvo una política de inversiones conservadora”, y agregó que “—como cualquier otro país en Europa— el Vaticano sufrió las consecuencias económicas negativas del conflicto entre Rusia y Ucrania”.

Tras percibir ganancias de 20 millones de euros en 2021 por concepto de inversiones en acciones, bonos, oro y divisas, la APSA perdió más de 6 millones de euros con sus inversiones en 2022, según el informe. Pero ganó más de 52 millones de euros con sus participaciones inmobiliarias.

En el documento destacan también los 6 millones de euros pagados por la APSA por concepto de impuestos directos e indirectos derivados de la gestión y posesión de bienes inmuebles en territorio italiano. El reporte especifica que el pago de impuestos al Estado italiano se hizo sobre “inmuebles no utilizados estrictamente para fines religiosos”.

En total, por el ejercicio fiscal de 2022, el Vaticano pagó 6,05 millones de euros por el Impuesto Municipal Único (IMU) y 2,91 millones de euros por el Impuesto sobre Beneficios de Sociedades (IRES), de los cuales, sólo a través de APSA, abonó 4,65 millones por IMU y 2,01 millones por IRES. 

Mons. Galantino también señaló que el Vaticano concedió reducciones de alquiler del 30% al 50% a algunos particulares y pequeñas empresas durante e inmediatamente después de las cuarentenas por el COVID-19 en 2020, en respuesta a la preocupación del Papa Francisco de que la gente no perdiera sus empleos durante la pandemia. Ahora, expresó el obispo, la oficina está trabajando para convencer a los inquilinos que no pagan a fin de que cumplan con sus obligaciones.

La APSA, dice el reporte, administra directamente 4072 propiedades, que incluyen iglesias, edificios administrativos del Vaticano, residencias vaticanas para funcionarios y apartamentos rentados a trabajadores de la Santa Sede. También cuenta con espacios para oficinas comerciales y tierras de cultivo. Sólo el 19% de las propiedades están arrendadas en el mercado abierto y el 12% está rentado, a costos muy bajos, a empleados del Vaticano. El resto es usado por funcionarios de la Santa Sede y órdenes religiosas.

El patrimonio inmobiliario del Vaticano incluye 473 parcelas de tierra, entre ellas 112 cultivadas para heno, grano u otros productos agrícolas y 28 olivares.

La APSA estimó el valor total del patrimonio que controla en más de 2.800 millones de euros (algo más de 3.000 millones de dólares). Al respecto, Mons. Galantino escribió que “la Iglesia, en su historia de siglos, gracias a la generosidad de los fieles, ha podido disponer de los recursos necesarios para continuar la misión que Jesús le encomendó”.

La APSA proporciona lo necesario para la actividad ordinaria de la Curia Romana, ocupándose de la tesorería, la contabilidad, las compras y otros servicios. El organismo tiene un Presidente, quien es asistido por un Secretario y por un Consejo, integrado por Cardenales, obispos, presbíteros y laicos, que ayudan en la elaboración de las líneas estratégicas del ente y en la evaluación de sus resultados.

Leave a Comment